El primer paso para cerciorarse de que nuestro agapornis goza de buena salud sin duda es visitar de forma regular una clínica veterinaria en Boadilla, pero hay otras prácticas diarias que podemos llevar a cabo en nuestro día a día:

- Lo primero es asegurarte de darle un espacio cómodo y seguro, para ello debes cerciorarte de que eliges una jaula acorde al tamaño de tu ave. Este es un primer paso muy importante para el cuidado de agapornis.

- Una vez ya has asegurado un espacio apropiado, lo siguiente es una alimentación adecuada. Ten en cuenta que estos pájaros tienden a ser selectivos y gustan sobre todo de mijo y pipas de girasol, base que debe complementarse con otras hortalizas como la zanahoria. Evita el chocolate y otros alimentos azucarados. Pregunta las mejores combinaciones en una clínica veterinaria en Boadilla.

- Lavar a tu agapornis también es clave para su salud, y por ello debes proveerlo de una pequeña bañera para que este lo use cuando quiera. El agua de la bañera ha de cambiarse regularmente.

- Dentro de la rutina de higiene, además de lavarse, tu pájaro también necesita una jaula limpia. ¡Si a ti no te gusta un entorno sucio, a él tampoco!

- Si decides tener más de un agapornis, ocúpate de que se conozcan y de que haya espacio suficiente para los dos, así como suficiente agua y comida.

- Préstale cariño y atención. Como cualquier mascota, la clave para estar seguros de que nuestro amiguito está sano es prestarle atención, y más tratándose de una especie conocida por encariñarse tantísimo con sus dueños. Nunca olvides que se trata de un ser vivo con necesidades y sentimientos.

Te aseguramos desde la Clínica Veterinaria Boavet que estos puntos clave son lo mejor de lo mejor para tu agaporni en Boadilla. ¡Respondemos a todas tus preguntas!