Sin duda, cuidar de la alimentación de tu perro es clave, mientras lo adiestras. En una clínica veterinaria en Boadilla del Monte sabemos que las golosinas y snacks para perros pueden ser imprescindibles, pero siempre sin abusar de estos. ¿Sabes cómo debes dárselos y en qué situaciones? Continúa leyendo para saber más.

Inicialmente, debes considerar que las golosinas se utilizan como recompensa ante determinadas situaciones o para reforzar conductas. Muchos adiestradores de perros las utilizan con frecuencia. El ejemplo más típico que se plantea desde una clínica veterinaria en Boadilla del Monte es el de dar los snacks cuando el perro está aprendiendo a hacer sus necesidades en un jardín. De este modo, puedes indicarle que es beneficioso realizar sus necesidades en la calle y no dentro de casa.

Por supuesto, no debes recompensar malas conductas de tu perro con golosinas. Por ejemplo, cuando tu perro te pide comida dando saltos o cuando empieza a ladrar en exceso, no deberías darle un snack para que se calme. En todo caso, debes reconducir su conducta.

Por otro lado, debes saber que las golosinas no deben ser utilizadas en exceso. Tan solo deben aportar el 10 % de calorías de la dieta diaria del animal. Su abuso puede dar lugar a enfermedades metabólicas, como el sobrepeso en el perro.

También, debes considerar que las golosinas deben escogerse cuidadosamente. Así, existen de muchas formas, colores, tamaños y sabores. No es recomendable darle una golosina de gran tamaño a un cachorro. Y, en todo caso, siempre debes escoger aquellas con ingredientes saludables, altas en vitaminas, minerales y fibra.

En cierto modo, las golosinas caninas pueden ser beneficiosas, pero siempre debes limitar su utilización. Lo mejor es que resuelvas tus dudas en alimentación con los profesionales. En Clínica Veterinaria Boavet estaremos encantados de darte unas pautas para que tu perro viva saludablemente, ¡confía en nosotros!