Con la llegada del calor aumentan los parásitos, esos bichos diminutos que se alimentan de otros para mantenerse con vida mientras dejan indefensas a nuestras mascotas. Seguir un plan anual en alguna clínica veterinaria en Boadilla nos ayuda a mantenerlos a raya. Los profesionales recomiendan desparasitar a nuestros amigos peludos una vez al mes hasta los seis meses de vida, y a partir de ahí cada tres meses, para prevenir infecciones y mantenerlos sanos.

Se reconocen dos tipos de parásitos: los internos, como los gusanos intestinales; y los externos, como las pulgas, los mosquitos y las garrapatas. Estos últimos son los más frecuentes y en el mercado existen diferentes opciones que protegen a tu gato o perro de ellos, como collares, pipetas o espráis. Decantarte por uno u otro pasa por los consejos de tu clínica veterinaria en Boadilla que sabrá indicarte el más efectivo para tu mascota.

Además del uso de antiparasitarios, para prevenir infecciones en nuestros amigos felinos y perrunos, también es importante practicar unas rutinas de higiene en nuestro día a día con ellos. Si quieres que lleven una vida saludable lejos de parásitos, sigue estos consejos: evita que olfateen en lugares insalubres y de mucha suciedad; cuida su aseo e higiene diaria; sigue una alimentación completa y equilibrada; recoge y elimina las heces con asiduidad; y lleva una buena higiene personal que incluya lavado de manos antes y después de tocar a tu mascota.

Si tu perro o gato presenta alguno de estos síntomas de parásito como pérdida de peso o pelo, diarrea, mal olor, heridas por rascado o la lengua visiblemente pálida, no dudes en consultarnos. Nuestro equipo de Clínica Veterinaria Boavet queda a tu entera disposición para garantizar el bienestar y salud de tu mascota con el tratamiento antiparasitario más adecuado y eficaz para ella.