En nuestra clínica encontrarás un veterinario de aves en Boadilla del Monte que puede ayudarte a cuidar de tus pájaros en casa. Pero si quieres algunos consejos sin tener que desplazarte puedes continuar leyendo esta nueva entrada de nuestro blog.

Por supuesto, en caso de enfermedad es recomendable acudir cuanto antes a un experto. Pero lo primero que puedes hacer es prevenir. Para ello es necesario cuidar la higiene en la jaula de tus pájaros y en el hogar en el que vives. ¿Cómo? Limpia al menos una vez por semana, alimenta bien a los pájaros, limpia el bebedero y cambia el agua todos los días, observa sus comportamientos, etc.

Uno de los problemas que encuentran muchos dueños de aves es darse cuenta de la enfermedad a tiempo. Para ello puedes fijarte en algunos signos. Por ejemplo, las plumas de los pájaros sanos están lúcidas y pegadas a su cuerpo. Hacen movimientos vivos y regulares. Tienen unos hábitos alimentarios normales. Sus ojos siempre están atentos y en movimiento. Las patas, las plumas y el pico están limpios y la respiración es regular con el pico cerrado.

En caso de que el pájaro estornude con frecuencia, jadee o tenga dificultad para respirar puede tratarse de un problema respiratorio. Si se mueve en círculos, tuerce la cabeza o algunas zonas de su cuerpo están paralizadas puede tener problemas neurológicos. En caso de que beba mucho, las heces sean líquidas y pierda peso puede estar pasando una enfermedad urinaria.

En caso de que veas que tu pájaro no se encuentra bien puedes hablar con nuestro veterinario de aves en Boadilla del Monte.

En la Clínica Veterinaria Boavet podemos atender a tus pájaros o a cualquier otro animal que tengas.