Si buscas un servicio veterinario de aves en Boadilla del Monte debes asegurarte de que conocen los detalles de los cuidados de toda clase de aves de cuidado doméstico así como sus características físicas y de comportamiento gracias a la formación y experiencia de nuestros expertos sanitarios.

Con el conocimiento de un veterinario de aves en Boadilla del Monte en la mano, vamos a tratar en este artículo algunas curiosidades de los periquitos, unas pequeñas aves que muchas personas eligen como sus animales de compañía.

La primera duda que asalta a muchas personas al mirar un periquito es la de si se tratará de un macho o una hembra. Mientras que los machos tienen la cera del pico de una tonalidad azulada o rosada, las hembras suelen tenerla de un color marrón o blanco azulado.

Otra duda habitual, es la de saber si estamos mirando un periquito joven o adulto. Hay dos maneras de distinguirlo: la primera es comprobando si su plumaje tiene rayas u ondulaciones cubriéndole la frente hasta el pico; si es así, se trata de un periquito joven, y si tiene la frente despejada, es un adulto. La segunda manera es fijándonos en sus ojos: mientras un periquito joven tiene el ojo totalmente ocupado por el negro de su pupila, uno adulto ya tiene un delgado aro blanco alrededor de la misma.

Respecto al periodo de los huevos de periquito, debes saber que es de unos 18 días y que si esperanza de vida sana suele ser de una media de 12 años. Por otro lado, cabe destacar que los periquitos son animales muy delicados que pueden padecer obesidad, asma, catarro gastrointestinal, ácaros de la sarna, catarro de buche, bronquitis, epilepsia, estreñimiento, parafitosis, piojillo, fracturas y hasta resfriados.

Por todo ello hay que cuidarlos correctamente siendo observadores sobre su comportamiento. Ante cualquier duda o problema, en Boavet te ayudaremos a resolverlo.