Si acudes a un veterinario de aves en Boadilla del Monte podrás ver como seguramente algún cliente se presenta con una exótica y colorida ave parecido a un loro pero más pequeño. Este pájaro es un agaporni, un animal que cada día está más de moda como animal de compañía.

Aunque es un animal que se adapta muy bien a la vida familiar, un agaporni necesita de unos cuidados y conocimientos para que su salud y felicidad sean lo más prósperas posibles. Como centro veterinario de aves en Boadilla del Monte te vamos a dar unas premisas para que la vida de tu colorido amigo sea muy saludable.

Tienes que saber que las jaulas para agapornis deben ser como máximo de dos ejemplares ya que no pueden convivir con otras especies. Además, la jaula debe estar aireada, con luz y libre de malos olores.

Es conveniente que mantengan una alimentación variada a partir de semillas y pequeñas dosis de frutas y verduras. También nos podemos apoyar en otros productos minerales como hoja de jibia.

En caso de que el agaporni se encuentre inactivo, con plumaje descuidado y falsa muda, falta de apetito, ojos hinchados, o cualquier otro síntoma que te haga sospechar de un estado de salud anormal lo esencial es llevarlo al veterinario y jamás medicarlo por tus propios medios.

Para la reproducción de los agapornis se hace necesario contar con una jaula grande para la cría. A esta jaula le tendremos que instalar un nido tipo caja provisto de puerta para su explotación interior. Las hembras ponen de 3 a 6 huevos en un periodo de incubación de unos veintitrés días y sobre las siete semanas los polluelos comenzarán a abandonar el nido. Pasados unos días, los nuevos agapornis deben ir a otras jaulas.

En Clínica Veterinaria Boavet damos un servicio integral con la finalidad de dar una vida saludable a tu mascota.