Yendo a cualquier veterinario para exóticos en Boadilla del Monte (Madrid) podemos ver esos animales exóticos que se han convertido casi en comunes debido a su gran adaptabilidad a la vida doméstica. Entre ellos destacan pájaros como el papagayo azul, el periquito australiano, la cotorra argentina y otros tipos de loros. Este tipo de aves necesitan un trato igual que un agapornis o cualquier otra ave que ya hayamos tenido por lo que son bastante simples de cuidar y cada vez más demandados.

También las iguanas son una constante en la Clínica Veterinaria Boavet y es que estos reptiles son muy independientes y no requieren mucha atención. Uno de sus mayores problemas es que al ser reptiles no nos cogen verdadero cariño y cuando se nos acercan es simplemente para aprovecharse de nuestro calor. Sin embargo, a diferencia de algunas especies de serpientes, las iguanas son completamente pacíficas y nada peligrosas. También los lagartos eckos son cada vez más comunes debido a su gran belleza y sus colores llamativos.

En cuanto a los mamíferos que más se ven en el veterinario para exóticos en Boadilla del Monte (Madrid) cabe destacar los pequeños cerdos vietnamitas. Su diminuto tamaño ha hecho que muchas familias lo conviertan en una mascota ideal aunque hay que tener en cuenta que pueden crecer hasta los 50 kilos de peso. También las ardillas de azúcar, una especie diminuta como un hámster es cada vez más popular siendo especialmente demandada por las chicas más jóvenes de la zona, junto a los tradicionales jerbos.