Todos los que tenemos animales domésticos en casa sabemos lo que se les llega a querer. Por eso, en cualquier peluquería canina en Boadilla del Monte se cuida desde su alimentación, pasando por su salud, belleza y hasta su higiene.

En el caso de los gatos, esos maravillosos animales que tanto nos hacen reír con sus grandes saltos, su instinto curioso y sus alocados equilibrismos, algo que siempre nos preguntamos es qué hacer con sus uñas. "Me hacen daño al jugar y además me rasgan muebles, entonces ¿hago bien en cortárselas o a pesar de todo mejor dejarlas como están?", solemos decirnos.

Esta cuestión se plantea en más de una peluquería canina en Boadilla del Monte, y la respuesta es fácil de comprender. Los gatos son felinos que necesitan arañar, ya que es algo innato en ellos. Por eso rasgar superficies les sirve tanto para arreglar sus garras frontales como para estirar sus músculos.

Por consiguiente, lo más aconsejable si no queremos que lo hagan en muebles y sillones, es ponerles en casa rascadores para que así, ellos mismos puedan limarse sus uñas y ejercitar por tanto su instinto más profundo. Paralelamente, de esta manera, les ayudamos a que se sientan más felices junto a nosotros ya que tienen sus propios juguetes.

Por otro lado, siempre es importante la educación. Si desde pequeños cuando empiezan a jugar dándonos grandes zarpazos, les regañamos y hacemos entender (esto es poco a poco y con mucha paciencia), que no se puede jugar sacando las uñas, evitaremos males mayores cuando ya estén grandes.

Aún así, si eres de lo que prefieres cortárselas porque crees que es lo mejor, en Boavet aconsejamos dejarlo en manos profesionales, pues se debe tener cuidado para no dañar la vena que tiene en el interior de las uñas y hacerlo con mucho cariño para que no se pongan nerviosos en ese momento.