¿También te preocupas cada vez que tu perro se queda un buen rato olfateando las calles? Una clínica veterinaria en Boadilla sabe que esto es muy frecuente y totalmente normal. A continuación, vas a conocer la explicación al detalle.

Inicialmente, debes saber que el hecho de que un perro se pare a oler cada dos por tres es totalmente normal, como bien sabe toda clínica veterinaria en Boadilla. De hecho, ellos utilizan este sentido para relajarse y liberar su estrés. Un perro que no se para a oler puede que tenga ansiedad y estrés. Incluso puede ser síntoma de que algo vaya mal en su salud. Por eso, ¡déjale oler a sus anchas por la calle! Seguro que te lo agradecerá. ¿Qué más curiosidades existen con el olfato del perro?

En primer lugar, debes saber que un perro tiene cien veces más receptores en el hocico que los seres humanos en la nariz. Es decir, pueden detectar miles de olores más. En todo caso, ellos utilizan los olores para identificar lo que hay a su alrededor. Ya que no tienen la vista tan desarrollada, utilizan su olfato para relacionarse con su medio externo. No pienses que por oler orinas o heces se van a contagiar de alguna enfermedad, ¡para nada!

En segundo lugar, ¿sabías que hay razas que son excelentes rastreadoras? Ayudan no solo a encontrar personas que se encuentran desaparecidas, sino también a detectar drogas o incluso bombas.

Algo que puedes hacer para establecer una mayor relación con tu mascota es jugar con los snacks caninos y su olfato. Prueba a esconderle uno en la hierba de un jardín sin que lo vea. Deja después que sea él quien lo encuentre utilizando únicamente su olfato.

Como ves, el olfato de los perros sirve para algo más que identificar olores. En Clínica Veterinaria Boavet estaremos encantados de enseñarte más curiosidades como esta.